COMENTARIO A LA ENTRADA “EL TEMOR COMO FUNDAMENTO EN LA COACCIÓN PEDAGÓGICA”

26 de julio de 2012

Agradecemos enormemente los comentarios que los usuarios hacen de nuestras entradas. Reproducimos aquí una respuesta que nos dejó poloatierraenlaweb@gmail.com .

Lamentablemente eso es verdad y muy doloroso. Tengo 41 años y a pesar de que después de un largo proceso he venido liberando de un poco de creencias que no tienen fundamento cosa que me ha dado un vuelco a mi vida de forma poderosamente positiva. No obstante leyendo un poco sobre ateísmo me encontré con un artículo donde un pastor hablaba al respecto “condenando a todos a quienes pensamos de esa forma” Eso fue como si me arrollara una locomotora a gran velocidad. Miedo básicamente que terminó afectando mi estado de ánimo.

Pensando en eso noté que el miedo ha sido protagonista en mi durante prácticamente toda mi vida. Desde niño el miedo ha estado allí, haciéndome pasar por momento muy difíciles. Podría decirse que de niño eso era normal. Aunque es cierto no deja de ser terrible la presencia de fantasmas, de ángeles caídos, de demonios , del purgatorio y sobre todo de la presencia del infierno.

Es mortalmente paranoico actuar pensando en el temor de dios con su mirada siempre fiscalizadora de lo que pienso, siento y hago y más aun cuando pude haber hecho algo honestamente pero que es probable que a dios no le parezca y entonces eso también sea pecado.

A pesar de todo y a mi edad, el miedo tiene un efecto demoledor en mi, NO LO HABÍA NOTADO. Debo luchar por usar la terminología cristiana con mis “demonios” internos. Estoy en un combate conmigo para no volver a caer en todas esas ideas cristianas que no había notado me estaban coaccionando y no me dejaban salir adelante.

Hoy no creo en dios, no quiero creer en dios. Yo era de aquellos quienes tenían un fuerte compromiso con la iglesia. Rezo del rosario, novenas, acucioso en la ayuda de los menesteres eclesiáticos, oración diaria, lectura de la biblia, misa constante.

Hago planeación anual en ella coloco un área dedicada a la vida espiritual.

Por propósito me di a la tarea de leer toda la biblia desde el Génesis hasta el apocalipsis. Conseguí una guía que me daba la oportunidad de en un año leerla completamente.

La lectura de la biblia fue la “gota que rebozó la copa”. Venía en un proceso de escepticismo, desde hace mucho pero leer la biblia me conmocionó. Literalmente “vomité” un par de veces al ver la violencia, la agresividad de tal magnitud que no podía creer que el “dios de amor” fuera así.

Decidí abandonar todo eso.

No obstante el miedo sigue allí. Estoy en ese proceso. Y seguiré batallando para liberarme de los absurdos que coaccionan la realización personal. Es tan condicionante que tenía problemas hasta con ganar dinero por aquello de que “es más fácil de que pase un camello por el ojo de una aguja…” pues terminé considerando el dinero … como la raíz de todos los males. Así pues me vi condenado por esas ideas a pasar por una vida lastimera a nivel productivo y no lograr gracias a mis capacidades llevar una vida tranquila.

Felicito a quienes trabajan en esta página y muchas gracias.

Anuncios