¿Por qué excomulgaron al reggaeton?

29 de mayo de 2012

Bogotá, 29 de mayo de 2012

 

 

monseñor, RUBÉN SALAZAR GÓMEZ

Presidente de la conferencia episcopal.

Reciba usted un cordial saludo de las Hijas de Lot.

Indignadas con el machismo imperante en la sociedad latinoamericana, apoyamos y reproducimos cualquier manifestación que exalte nuestros derechos como mujeres libres. Sin embargo, sepa usted que su decisión de excomulgar al reggeaton  por sus letras machistas y sus incitaciones al sexo, es una salida en falso de la Iglesia que se suma al sinnúmero de iniciátivas inocuas de los ensotanados por  restituir los derechos de las mujeres. Por lo tanto  nos permitimos aclararle ciertos puntos que resumimos a continuación:

 1.       Resulta bastante paradójico que una institución cuyos paradigmas de mujer  son reduccionistas y ofensivos, intente promover respetos y amores que jamás han  profesado. La Biblia nos enseña sin ninguna vergüenza que  si eres mujer tienes dos caminos: o ser pura, como María, la virgen  que parió sin pecado al mesías; o ser una puta traicionera, como Eva, la lujuriosa que condenó al hombre al pecado original y trajo al mundo  la perversión, el deseo y el mal: No hay matices ni términos medios. O perteneces al grupo de las madres abnegadas, amas de casa  hasta el tuétano, sacrificadas, asexuales y gregarias o    eres de las perras lascivas que   fornican y abortan… Las Hijas de Lot,  a la luz del feminismo y por simple sentido común, consideramos que  hay tantos matices de lo que significa ser mujer como mujeres en el mundo y no estamos dispuestas a pertenecer a ninguno de los dos bandos. Así que  tildamos de hipócritas estos intentos débiles de la institución misógina por excelencia.

 2.       Nos parece que la excomunión es una medida  mediática que  en nada lesiona a los “poetas”  que escriben  canciones machistas. Si su institución quiere sancionar socialmente el machismo o pretende restablecer los derechos de las mujeres, cuenta usted con el poder, la retórica  y las riquezas necesarias          –producto de vulgares limosnas y exenciones  del supuesto Estado Laico- para tomar medidas  de fondo  a favor de nuestras libertades individuales y colectivas.

 3.       El machismo en la música es un síntoma  de una sociedad  que  subyuga  a la mujer y se presenta  en cualquier género musical desde hace décadas con la complacencia de la sociedad y de la Iglesia y no simplemente se limita   a  ofender a la mujer como objeto de deseo sexual sino  que utiliza  mil maneras de maltrato explícito contra nosotras  

He aquí algunos ejemplos  de los miles que hay:

-Hay algo entre tu corpiño que tiembla como un volcán, es el volcán de tus senos al ritmo de tu cintura, campesina santandereana sabor de fruta madura-.

-Mátala, mátala, mátala , mátala; no tiene corazón, mala mujer-.

-Me gustan las altas y las chaparritas, las flacas, las gordas y las chiquititas, solteras y viudas y divorciaditas, me encantan las chatas de caras bonitas-.

-Hay alguien mas que igual a ti es mi presente, lleva en su vientre una inocente criatura y no sabe que hacer si pecar, o dejarla vivir. Yo he decidido darle vida a esa vida aunque tú quieras darle fin a lo nuestro-. 

-Mal rayo te parta, querida, por ser una puta malagradecida-.

 -Aquel Viejo motel trae el recuerdo del día  en que te hice mujer, Tu te negabas yo insistiendo pero después fuimos  cayendo al dulce abismo que pretendes esconder-.


  4.    Creemos que el machismo de una sociedad es directamente proporcional  al fanatismo religioso. Así lo interpretamos cuando al observar las estadísticas vemos que Latinoamérica  es uno de los continentes que más maltrata a sus mujeres y a su vez es en donde más católicos hay. De la misma manera evidenciamos que La Biblia está plagada de  fragmentos que incitan al maltrato y a la misoginia. Por ejemplo, uno de nuestros favoritos:

La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción.   Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva;  y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia.  Timoteo 2: 11-15.

Así que por lo anterior, sumado a  todo el discurso feminista histórico y literario -que nos abstuvimos de reiterar en esta misiva por no parecer redundantes-  de la manera más gentil que podemos y apretando nuestros puños para contener la rabia de su hipocresía, le exigimos seriedad y respeto por las muchas mujeres anónimas que como nosotras  luchan con vehemencia y con criterio por una mejor sociedad, libre de machismos, de violencia de género y sobretodo, libre de los caprichos de Dios.

 

Atentamente, Las Hijas de Lot.




Anuncios

Combate

25 de mayo de 2012

Las palabras no sirven
si no te traen enseguida.
Las palabras son vanas
si no restituyen
tu calor y tu encanto.
Las palabras resultan inútiles
si no me permiten coger este mundo
en el puño
y ponerlo a tus pies

las palabras se vuelven despreciables
si no disuelven
el fantasma de los celos
y al hombre con quien vives
y que quizá también te ama.
Las palabras son supefluas
si no curan la impaciencia
y me llevan a instalarme en tu alma.
Las palabras son estériles
si no te cubren de gloria
y te hacen aún más bella
que el desenfrenado júbilo
con que te canto.

Las palabras son innecesarias
si no desvían un avión
en Mejorada del Campo
o recrean una memoria
que se apaga.

Ahh, las pobres palabra:
suficientes apenas
para decirte que te amo.

Juan Gustavo Cobo Borda


Paranoia

24 de mayo de 2012

Dios te observa. Te vigila, te juzga, te condena. Todo lo ve y todo lo sabe. Observa cuando te masturbas y cuando fornicas. Cuando te bañas, cuando cagas. Conoce tus pecados y en cuanto mueras vas a tener que enfrentarlo. No va a tener ninguna misericordia con una pobre mortal como tú. Estás perdida. No hay salvación ni salida posible. La inexorable muerte no será para ti más que el umbral al infierno terrible. Disfruta de tus mañanas y de tus orgasmos porque pronto vendrá por ti y te condenará. Implacable opresor. Eterno tirano. Dios.


Carta abierta a la Corporación Minuto de Dios

21 de mayo de 2012

Bogotá, 21 de mayo de 2012

Padre Diego Jaramillo
Presidente Corporación Minuto de Dios

Apreciado padre, reciba un cordial saludo de las Hijas de Lot.

Escribimos esta misiva con el ánimo de darle a conocer que en este país del Sagrado Corazón de Jesús existen miles de personas que con sentido crítico, con buen criterio y con civismo propendemos por el bienestar colectivo antes que por el particular. En este país miserable en donde pareciera que la ira de Dios se manifiesta en cada acción de la ciudadanía y de sus dirigentes, existen personas esperanzadas con un mejor mañana: Los ateos de Colombia soñamos con un país ajeno a la violencia y a la megalomanía. Creemos que algún día la oscuridad en que hemos caído desde el comienzo de nuestra historia va a acabarse para dar paso a una era de entendimiento y hermandad que emanen de la luz de la razón. Por ende queremos manifestar nuestra gratitud, en primera instancia, por las miles de obras de caridad que su corporación viene realizando desde mitad del siglo pasado. Sin duda han sido millones de personas las beneficiadas por las limosnas que de manera abnegada su entidad ha proporcionado. Sin embargo, en segundo lugar, aprovechamos este mismo espacio para expresar nuestra humilde opinión sobre algunas cuestiones que nos inquietan de su corporación, y que nos parece, van en contra del libre albedrío, la libertad de conciencia y la formación de líderes autónomos y emancipados del yugo de Dios:
1. Sabemos que la emisión del Minuto de Dios viene presentándose en la radio y en la televisión de Colombia desde 1950. En ese entonces la sociedad pacata del país veía con buenos ojos la presencia de Dios en los medios de comunicación; pero ahora, en pleno siglo XXI consideramos esta emisión diaria una intromisión de la Iglesia en nuestra libertad de culto y libertad de conciencia. Difícilmente una familia interesada en enterarse de las noticias del día va a evitar ver su programa que se emite segundos antes de los titulares de los noticieros, lo que implica que la mayoría de colombianos, adictos a la televisión y al amarillismo de nuestros medios, están digiriendo diariamente una pequeña cápsula de religión que sin lugar a dudas, prima el poder de la iglesia católica sobre otras religiones y viola nuestro derecho constitucional a creer en lo que nos plazca y por qué no decirlo, a no creer en nada.
2. Pese a los millones de pesos invertidos en causas sociales que generosamente su institución le ha brindado a este pueblo necesitado; las hijas de Lot no podemos evitar preguntarnos por qué estas obras sociales siempre tienen un carácter inmediatista y consolador y no van dirigidas a proyectos a largo plazo que efectivamente permitan mejorar la calidad de vida de los más pobres. Incluso observamos que en su universidad la educación pareciera estar pensada para que las generaciones de graduandos permanezcan en la línea de subalternos, desempeñándose en profesiones cuyos salarios son menores al promedio y perpetuando la mano de obra barata del país.
3. Sentimos que su labor caritativa va encaminada a saciar las necesidades básicas de los creyentes: Así, vemos que los ricos dan limosnas miserables que les permiten estar en paz con el Señor y con el prójimo mientras que los pobres reciben casitas de cuarenta metros cuadrados para familias de seis personas, y se sienten satisfechos por lo que llaman la solidaridad del prójimo. De esta manera el rico se acuesta tranquilo creyendo que hizo algo bueno por el desprotegido y el desprotegido duerme bajo un techo artesanal y reducido, fiel reflejo del poder de Cristo.
4. Por último pero no menos importante, consideramos un abuso contra la ciudadanía aprovecharse de los más dolorosos episodios de la violencia y de la ira de Dios en nuestro país para transmitir la Sagrada Palabra con la excusa de la realización de acciones sociales en las que siempre abundan sacerdotes con la Biblia debajo del brazo prestos a evangelizar a los más pobres.

Agradecemos una respuesta pública o privada a nuestras inquietudes que como malos cristianos nos permitimos formular.

Atentamente:

Las hijas de LOT.

@HIJASDELOT
HIJASDELOT.WORDPRESS.COM


Misivas masivas!!!!

16 de mayo de 2012

Nos permitimos copiar esta carta atea dirigida a uno de nuestros honorables senadores de la rep{ublica. Léela y reenvíala. La unión hace la fuerza.

http://blog-sin-dioses.blogspot.com/2012/05/carta-al-senador-edgar-espindola.html


CARTA AL ARZOBISPO DE BOGOTÁ.

12 de mayo de 2012

 

Excelentísimo monseñor, RUBÉN SALAZAR GÓMEZ

Presidente de la conferencia episcopal.

Bogotá, Colombia

De la manera más respetuosa que  su persona se merece,  escribo esta misiva con la intención de  que en su magnífica humildad,   tome a bien  explicarle a esta oveja descarriada, que pasa por una crisis de fe terrible, cuáles son los argumentos históricos por los cuales se dice que murieron más de 80.000.000 de indígenas  americanos en lo que no sé si  denominar el más alto oficio evangelizador de la Santa Iglesia o el genocidio más vil del que se tenga noticia en nuestra historia. Sé que nuestro Dios es la verdad y la vida y que en su nombre  se han librado batallas contra herejes y apóstatas, se han quemado libros, ideologías y personas con justicia sonora. Pero no entiendo por qué  San Pedro y sus sucesores, depositarios de la iglesia en el mundo, no optaron por  ablandar el corazón de los aborígenes con amor, como nos enseñó Jesús, sino aplacar su desobediencia con toda violencia, quemando sus templos, violando sus mujeres,  torturándolos hasta convertirlos al cristianismo: Una fe que no alcanzaban a comprender con latigazos y masacres. ¿No decía Jesús “Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad”? Acaso no eran mansos nuestros ancestros y  no fueron despojados, hasta el sol de hoy, de la tierra que amaban y protegían?

¿Acaso es la historia impía la que inventa estos crímenes de la Iglesia para desprestigiar su santo ministerio?

¿Con mi fe en Cristo  patrocino aquel pasado genocida?

El bautismo redime al hombre del pecado original, pero ¿Qué pasa con estos pecados mil veces más horrendos y dementes?

 

Sé que usted además de ser un hombre de fe, cumple con una serie de  disposiciones administrativas que limitan su tiempo y su paciencia, sin embargo espero  una respuesta, fuera breve, pública o privada de estos interrogantes que me aterran y que me hacen un mal cristiano.

 

Y prefiero mil veces ser un buen ateo a un mal cristiano.


Un espacio de denuncia atea.

12 de mayo de 2012

Hijas de Lot es un colectivo de hombres y mujeres de bien que se definen como ateos; sin embargo este espacio no busca teorizar sobre nuestra condición ni buscar en la historia, en la sociología o en la antropología argumentos que nos permitan desprestigiar los postulados de las religiones. Somos ateos por convicción y más que querer compartir nuestro desprecio por Dios -o su idea- lo que buscamos es crear un movimiento global que denuncie los abusos de la fe en los lugares del mundo adonde llegue nuestra voz.

Hoy, 12 de mayo de 2012 damos inicio a nuestra protesta pacífica e invitamos a los ateos del mundo, o al menos aquellos que lleguen a conocernos, a ser partícipes de la causa atea. Para eso hemos diseñado una estrategia que esperamos tenga eco en los corazones ateos y que resumimos a continuación.

Con regularidad colgaremos en nuestro blog diferentes comunicados dirigidos a entidades, iglesias, colegios o instituciones que según nuestro humilde criterio, violen nuestros principios de ciudadanos de bien en cuanto afecten la dignidad del ser humano, impongan un credo a la ciudadanía, ofendan a una minoría o cohíban la libertad de expresión o pensamiento de los ciudadanos de bien. Enviaremos una copia vía correo electrónico a dichas entidades exigiendo una respuesta a sus abusos, pero para hacer nuestra protesta más elocuente, solicitaremos la participación de nuestros seguidores, exhortándolos a que en su propio nombre, cada ateo de bien envíe la misma carta o comunicado a la misma dirección electrónica. Sabemos que la unión hace la fuerza y queremos demostrárselo a aquellos muchos que dan por hecho que todos pensamos y creemos lo mismo. Tal vez la carta de un ateo solitario no prenda ninguna alarma, pero si esa misma carta se reenviara cien, doscientas o mil veces posiblemente empecemos a visibilizarnos en una sociedad que nos desconoce.

Pronto podrás leer nuestra primera carta dirigida a un alto dirigente de la iglesia en Colombia. Te agradeceríamos que seas parte de nuestro movimiento y que la reenvíes a su destinatario y a todo aquel que crees que pueda repercutir en el crecimiento de nuestra protesta atea.